No hay cosa por fácil que sea…

startup-593343_640

…que no la haga difícil, la mala gana. Colaboración de la Licda. Adriana Jacinto…

Existen diversos tipos de personas, algunas con el deseo de salir adelante, sobresalir, ubicarse a la cabeza y alcanzar cierta jerarquía, si eres una de esas personas debes entender que hay etapas en la vida y todo es parte de un proceso. Cuando yo era estudiante debía someterme a las tareas que me indicaban los profesores aunque no me gustaran, pero eran parte de mi aprendizaje, cuando comencé a trabajar no ocupe inmediatamente una jefatura, tuve que empezar desde abajo, escalando poco a poco, siendo cada actividad que realizaba parte de un proceso en el cual solamente tenía la mira en el objetivo.

En el proceso para convertirme en una profesional me ha tocado realizar distintas actividades, no todas relacionadas exactamente con mi carrera, en algunas ocasiones bien podría haber dicho que no era mi función, una labor tan sencilla como sacar fotocopias o ir a determinado lugar, puede convertirse en un martirio si lo hacemos de mala gana o con orgullo.

Sin embargo tenemos que tomar en cuenta que las oportunidades no siempre se presentan como algo atractivo, las oportunidades están atrás de un bajo salario, de gente que no nos gusta, de una actividad que no es nuestra favorita, de una verdadera competencia laboral en la que algunos quieren verte caer; pero lo más importante es demostrar siempre una buena actitud pues las personas que están arriba de nosotros sin que lo sepamos, ni estemos tan conscientes de ello, nos están observando y toman en cuenta TODO lo que hacemos.

Por tal razón debemos mostrarnos siempre como personas colaboradoras y serviciales, dar un poco más de lo que se nos pide y no hacer de mala gana las actividades más sencillas, la Biblia dice que al que en lo poco ha sido fiel en lo mucho se le pondrá, jamás se nos confiarán actividades de mayor importancia si no nos pueden confiar las cosas más sencillas.