Lo que importa verdaderamente en la vida…

 

Lo que importa verdaderamente en la vida no son los objetivos que nos marcamos, sino los caminos que seguimos para lograrlo. En la vida muchas veces nos trazamos objetivos, metas por realizar o quizá lo más importante “sueños”, pero nos encontramos con obstáculos, que nos impiden seguir avanzando y que hacen que perdamos el ritmo, o por ciertas circunstancias de la vida, o más bien dicho no tenemos el hábito y la responsabilidad de cumplir con nuestro objetivo.

Pero, ¿por qué sucede esto en nuestra vida cotidiana?, será que no podemos alcanzar nuestro objetivo; porque es muy difícil o queremos alcanzar los objetivos de la forma más rápida, no importando la forma de alcanzar nuestro objetivo En realidad, no estamos acostumbrados a tener objetivos en la vida, queremos las cosas de manera inmediata, entre más rápido mejor, entonces nos prestamos para hacer las cosas de manera diferente, y dejamos a un lado la regla de la naturaleza, como son la moral o ética.

Por ejemplo, en mi caso personal,  yo quiero obtener mi licencia de conducir vehículo, pero no tengo tiempo de  realizar las pruebas de manejo en la academia o no puedo manejar bien, por lo que decido y voy con la autoridad o con un tercero que lo conoce y le ofrezco dinero a cambio para que emitan la certificación sin hacerme la prueba, y éste accede y obtengo mi licencia.

Yo logré mi objetivo de obtener mi licencia, pero utilice el camino incorrecto para llegar a mi objetivo. Por lo que considero que si en realidad queremos hacer las cosas de manera correcta, debemos de seguir las reglas y procedimientos de conformidad con las reglas de la naturaleza. Y esto aplica en todo sentido de la vida, sea profesional, laboral, etc. Aunque esto conlleva más a la ética y lo moral, porque es donde nos indica si estamos haciendo las cosas bien o mal, y así mismo nos hace reflexionar, que los objetivos de nuestra vida deben de ser trazados de una manera honesta.

Por lo cual considero que si queremos llegar a nuestro objetivo, debemos de evaluar el camino a utilizar de forma honesta, con metas claras y sobre todo con el esfuerzo y perseverancia de día a día,  sin desanimarnos, podemos encontrar caminos más fáciles, pero que no son los correctos, la que seguro nos llevará a la corrupción. Por lo que considero que todos los objetivos que tengamos; podemos llegar a alcanzarlos, siempre y cuando utilicemos el camino correcto.

Esta es la colaboración de Walfred Patricio…