Cómo aprender a leer rápidamente

lectura

Para los que adoran leer y los que por el trabajo o estudios tienen que leer constantemente, el lograr una mejor comprensión de la lectura y leer rápido es una exigencia. Aunque toda persona podría pensar que lee “bien” cierto es que la mayoría de la población ignora cuál es la mejor forma de leer, aquella que permita leer más  y mejor en menos tiempo.

Cuando aprendemos a leer, vamos adquiriendo hábitos que en algún momento corregimos en el entorno de la escuela y otros que hemos de detectar por nosotros mismos e intentar corregir a partir de conocerlos. Cuando aprendías a leer en la escuela, seguro que recuerdas, que la maestra insistía en que no debías vocalizar, que es cuando a la par que lees vas articulando los sonidos de las palabras que vas leyendo.

La vocalización es esto, y  aunque quizá piensas  que no reduce nuestra capacidad de leer rápidamente. Pero sí lo hace porque cuando vocalizas, tu comprensión de lo que lees y la velocidad de leer se reducen ampliamente. Está allí la razón por la que la famosa “lectura silenciosa” que te recomendaron en la escuela, tiene como has comprobado convertido en adulto, como otras tantas cosas, una razón de ser.

Ahora bien, pensarás en qué forma entonces debes leer, para comprender y para leer rápidamente. Hasta poco tiempo atrás se consideraba que esto podía lograrse solamente haciendo lo contrario, o sea lo que se llama vocalización mental o subvocalización, que es cuando repites mentalmente las palabras que vas leyendo no pronunciándolas pero si “sintiéndolas” a medida que avanzas en la lectura. Esto funciona pero también puede reducir tu comprensión de lectura y rapidez para leer.

Por ello para leer mejor debes, si lo que haces es vocalizar, concentrarte totalmente en la lectura y evitar a toda costa vocalizar, no es difícil y conociendo ya el problema, podemos dejar lo que no es más que un mal hábito. Lo mismo sucede con la vocalización mental o subvocalización, en este caso hay que empeñarse un poco más, pero puedes tararear tu canción favorita mientras lees, así evitas vocalizar mentalmente o también puedes escuchar música, porque eso te mantiene concentrado pero evita que vocalices…¡intenta! comprobarás que tu lectura mejorará mucho.

Imagen: Pinterest