Qué es la inteligencia emocional y su valor en el entorno laboral

Todos sabemos que el trabajo del tipo que sea involucra relaciones humanas, y que nos vemos enfrentados a un ambiente en que las mismas pueden ser armoniosas que complicadas. En el entorno laboral es donde se manifiesta la importancia de la inteligencia personal como una forma de reconocer la importancia de la forma de sentir y pensar de otros para su comprensión. La inteligencia emocional es esa cualidad de enfrentar los problemas laborales, el interactuar con otros y sobrellevar los mismos de una manera ventajosa para ambas partes y no está asociada aunque su nombre así lo parezca, con la capacidad intelectual individual porque muchas personas con escasa preparación profesional o apenas aprendizaje alguno puede manifestar frente a problemas una actitud conciliadora, una capacidad de interrelacionarse efectiva.

Aunque el concepto se conoce de poco tiempo atrás y se ha confundido en alguna medida con el Coeficiente Intelectual, la inteligencia emocional dista de ser eso, y que ha contribuido a una revisión de los conceptos que durante mucho tiempo hemos tenido como valederos en cuanto a la inteligencia. Las personas son inteligentes o no, pero ello no determina que puedan tener un grado de inteligencia emocional que les permite controlar sus emociones personales, enfrentar las variadas situaciones de la vida con un cierto grado de sensatez y calma, manejarse dentro de la cortesía, el respeto y la consideración. Y la consideración precisamente cobra relevancia en la inteligencia personal, porque quien actúa con ella comprende los sentimientos y reacciones ajenos y actúa en ese sentido, tomando en cuenta los propios problemas y formas de pensar de otras personas.

El alcance de la inteligencia emocional es enorme, y el avance en el estudio de la misma data de muchos años y en muchos países, hoy se puede decir que la inteligencia emocional es una forma de control de nuestras emociones y la comprensión de las emociones ajenas que no está ligada a la inteligencia y que explicaría por qué aquellos que pueden resultar inteligentes por encima de la media, resultan ante situaciones conflictivas o en sus relaciones interpersonales, faltos de control de sus propias emociones.  Para un ambiente laboral saludable, sin duda alguna que la inteligencia emocional contribuye a mantener ese ambiente en que las personas pueden trabajar en manera armoniosa sin que las ocasiones cargadas de estrés, o los ánimos personales den lugar a situaciones de relaciones interpersonales conflictivas.

Imagen: Emotions

Fuentes; Wikipedia, Emotional Intelligence

Lee también: Fundamentos del Coaching