Innovar es ahora más necesario que nunca

oficina

Durante mucho tiempo nos llamaron la atención hacia la importancia de innovar, ese intento de no quedarnos estancados en un solo lugar, haciendo solo aquello para lo que nos considerábamos calificados, porque era seguro porque era cómodo, hoy sabemos gracias a la crisis global que nada es seguro y que estar cómodos no implica que nos seguiremos sintiendo por siempre así, porque no estamos ya más cómodos ni con el trabajo que nos parecía motivador, porque de repente se tornó menos trabajo, ni con los salarios que nos parecían que irían en crecimiento sencillamente porque no estamos mejorando sino solo sobrellevando la situación.

Pero lejos de pensarnos que quedarnos quietos y esperar que las cosas pasen, quizá retomemos en algún momento la bonanza económica que se vislumbraba en décadas pasadas, nos nos engañemos que sin ser analistas financieros sabemos que, falta mucho para ello y que el único camino que queda es innovarnos o morir, nada nuevo tampoco lo sabían ustedes, lo sabía yo, el que no se innova está condenado a morir, profesionalmente hablando claro.

¿Pero cómo innovarse? ¿hay tiempo suficiente? ¿no seré muy adulto por no decir “viejo” que nadie quiere pensarse así, para intentarlo? o quizá hasta alguno se piense “vamos que soy muy joven ya habrá momento de intentarlo” nada de ello, que a diferencia de lo lenta que va la economía y el entusiasmo de aquellos que se piensan que estando quietos, callados, parados ahí, las cosas igual mejorarán, el tiempo sigue su curso inexorable y si queremos vernos en mejor situación que ahora, debemos innovarnos.

Innovarnos aprendiendo cosas nuevas, perfeccionando el trabajo que veníamos haciendo, de lo contrario nos tornaremos obsoletos frente a la competencia cada día más numerosa, que hay que decirlo, de todos aquellos que anhelan nuestro trabajo, que sí que es normal, y hasta motivador saber que de repente el trabajo que nos parecía ya aburrido se torna interesante porque otros lo quieren tanto como nosotros que no sólo lo queremos sino lo necesitamos…y sino nos gusta ya, o lo que da en dinero ese trabajo no alcanza, razón de más para intentar ir en pos de otros intentos de salir adelante, siempre se puede aprender algo, hoy es fácil aprender cosas nuevas, hay toda clase de facilidades para aprender, para actualizarte, para intentar eso que pensabas que harías un día, no hay marcha atrás, solo debemos seguir adelante, y como no podemos parar para pensarlo lo mejor que podemos hacer es ¡empezar ya!

Imagen: Wikipedia